2.28.2011

Juguetes


Por fin puedo hablar de algo que me llena de orgullo. Este proyecto arrancó a mediados del año pasado y empieza a ver la luz, a existir, con las primeras descargas del 2011. Se trata de “Todos los juguetes”, un libro de cuentos firmado por varios autores y publicado por Dinediciones. Tuve el honor de ser el editor de este mix tape y el resultado no podría tenerme más contento. Esta es nuestra apuesta para el futuro.

El libro ya está a la venta y al parecer se lee y conecta. Bien.

Pueden pedirlo directamente en la web de la editorial,
www.dinediciones.com, o llamando a las oficinas en UIO y GKILL. Eligen su forma de pago y ya, se los llevan a la casa. Caso contrario, lo encuentran en Mr. Books, Libresa y Libroexpress.

Acá les dejo el prólogo. Enjoy.


Intro: cómo hacer juguetes.

Ocurrió hace cuatro o cinco años. Luis Borja y yo teníamos un plan, reunir una banda de autores (de amigos, en realidad) y armar una especie de álbum para estrenar lo que, según nosotros, era la literatura 2.0 que sucedía en el Ecuador del siglo XXI y permanecía, en su mayoría, inédita. Mirando para atrás, capto que no nos sentíamos representados y queríamos escribir nuestra parte de la historia, nuestro pedazo de realidad. Hicimos una convocatoria vía mail y al cabo de meses tuvimos un anillado titulado Pura lámpara y firmado por Los Pistolas. El material pasó por algunas editoriales importantes, hubo reuniones, almuerzos de negocios, informes de lectura y correcciones, pero jamás se publicó. ¿Las razones?, no hay razones, ¿quién necesita razones para negarse a publicar una antología de jóvenes y desconocidos autores ecuatorianos?

A pesar de la derrota, la idea siguió pegada a mi cabeza, escrita a mano sobre un post it amarillo que debía levantar cada tanto para poder pasar a otras cosas y seguir con mi vida. Hasta que llegaron el momento y los aliados precisos.

Empecé a trabajar en Dinediciones a finales del 2006. Una de mis misiones, la más importante o la que tomé más en serio, fue pescar nuevas firmas para las revistas Mundo Diners y SoHo. “Nadie quiere ser periodista, todos queremos ser escritores”, dice el novelista británico Martin Amis. Aunque esta “ley” no sea del todo verdadera (mucho menos ahora que la crónica latinoamericana vive lo que tal vez sea su mejor momento), tampoco es, del todo, falsa. De pronto tuvimos una serie de colaboradores despachando temas periodísticos con el único afán de financiar, entre otros, su vicio literario. Las revistas nos pusieron en vitrina, nos enfrentaron al público, a la crítica, a la calle, a la gente, y son la plataforma desde donde despega este libro. Todavía somos jóvenes y desconocidos, pero tenemos kilometraje, horas de vuelo y, lo más importante, algo que contar.

El primer paso fue reunir a los sospechosos de siempre a manera de greatest hits: María Fernanda Ampuero, Luis Borja, Jorge Izquierdo (otro Pistola original), Marcela Noriega y Elías Urdánigo. Todos ellos han publicado en las revistas de Dinediciones y sus cuentos son tan power como sus crónicas, capaz hasta sean la misma señal pero en alta definición. Si las revistas fueron el gimnasio, lo que viene a continuación es el cuadrilátero. Luego empezó un proceso tan largo, engorroso y agotador al que sólo puedo llamar trabajo. Lo ideal hubiese sido hacer un casting nacional en tiempo real. Es decir, viajar, leer y buscar hasta encontrar escritores de todas las provincias del país. Por cuestiones de tiempo y presupuesto, aquello fue imposible. Pensé en hacer una convocatoria abierta pero sin un filtro de por medio me habría enterrado vivo en documentos de Word adjuntos. Así que me encomendé a las librerías, al boca a boca, a los amigos de los amigos y a los conocidos de los amigos de esos amigos.

Tardé seis meses en encontrar el resto de juguetes. En ese tiempo leí no sé cuántos cuentos, pero fueron muchos, hartos, demasiados. Leí cosas que no están en este libro porque merecen o más turnos de trabajo o un espacio más sintonizado con sus propuestas. Como todos los libros recopilatorios, éste no está escrito en piedra sino en papel, no es una verdad absoluta, es una versión de los hechos.

Al final, en una selección conjunta con Dinediciones, dimos con las piezas que faltaban. No son firmas de las revistas, no son, en estricto rigor, “nuestra gente”, aunque a partir de este momento sí lo sean. María Balladares (otra Pistola original), Miguel Antonio Chávez, Diego Falconí, Esteban Mayorga y Solange Rodríguez son gente de y con oficio, cuyos cuentos nos mataron desde la primera línea. El último en llegar fue Juan Miguel Marín, diseñador ecuatoriano radicado desde hace tiempo en los Estados Unidos, a él le debemos el rostro que nos une y las articulaciones gráficas que nos mueven. Lo que empezó como una banda de garaje ahora podría llamarse orquesta o anunciarse como un grupo de solistas que tourean, por una vez en la vida, en el mismo bus. Todos los juguetes, en vivo, tour 2011. Hola Ecuador.

Las reglas son simples: escritores nacidos alrededor de 1980 (el año más distante a la fecha estándar es 1976, todo bien, prueba superada), tema libre. Cuentos que muestran una nueva generación, sí, pero no cuentos privados ni exclusivos ni excluyentes. Cuentos escritos entre los murales del Facebook y la cartelera del YouTube, sí, pero no cuentos que se demoran en bajar o de plano se cuelgan. Cuentos ecuatorianos, sí, pero no cuentos folk onda suvenir de aeropuerto. Cuentos en los que creemos. Cuentos que nos hacen creer. Cuentos que ponemos sobre la mesa como otros ponen su dinero, o sus armas.

Algunos de estos autores vienen de la academia, coleccionan maestrías, doctorados, y ejercen con la precisión de un cirujano plástico en Hollywood. Otros lo han aprendido todo en la calle, a pulso, leyendo lo que han sentido cercano, escribiendo desde la tripa y procesando desde el cerebro. Pero los diez tienen algo en común: son profesionales, publican, existen. Existían antes de esta banda sonora y existirán después, aparte, en sus propios libros, como corresponde. Yo no estoy en el libro sino detrás de él (o al frente, como esta Intro), donde me siento por demás cómodo. Ahora empieza el after party que es, como sabemos, la verdadera fiesta. Caigan, estamos embalados, a full, tenemos Todos los juguetes.

Juan Fernando Andrade
Editor

8 comentarios:

miguel dijo...

vesijue!...
felicitaciones!
ojalá haya una segunda tanda de cuentistas y cuenteros. sospechando a ver si me colo por ahi!

un ojo a mi trabajo.
www.mefuiavolver.blogspot.com

Pablo Rosero R dijo...

Debo confesar que cada vez que leo tu blog, me retuerzo, no sé si de la envidia o de la ira conmigo mismo.

Yo nací en el año estándar: 1980. Y no sé a qué rato me quedé en otra dimensión del tiempo. Mi poesía no es la de los Juguetes, pero es la de un libro con hojas de papel periódico y financiado por el IESS, esperando una oportunidad.

Leo tu blog, sin embargo, y me siento como un actor de teatro que llega tarde al ensayo.

cruk dijo...

A ver qué tal tocan Los Pistolas.

santiago dijo...

Hoja Juan Fernando. Soy Santiago Michelena y trabajo en comunicación para IEPI. Me gustaría contactarte por teléfono y comentar de la campaña Ecuador Crea, ya que nos interesaría tu aporte.
Por favor envíame tu celular para explicarte de qué se trata Ecuador Crea. Dejo mis contactos. Gracias por tu atención.

santiago.michelena@gmail.com
087 78 03 10

kros dijo...

Buena pana:
Apenas pueda me lo comprare aprovechando que estoy cerca de Dinediciones laburando

EL libro eso si tendra que esperar porque estoy leyendo "Al Dente" del capo Rafael Lugo y luego me toca "Quien mató la tigre de la gonzalez Suarez" del señor Cuvi y ahi si continuo con sus relatos profeshor

Suerte

Kros

Juan Fernando Andrade dijo...

Personal,

gracias x la buena onda. un nuevo libro anda suelto x el mundo y los jinetes q lo montan son gente d fiar. espero q lo lean y comenten d vuelta.

ojo a lo q está saliendo vía Dinediciones, entre ellos Lugo y Cuvi.

Pablo,

yo soy otro actor q llegó tarde al ensayo, q a ratos ni siquiera logró despertarse el día correcto... pero no x eso voy a dejar d actuar... hay audiciones todos los días.


saludes...

Marcela Noriega dijo...

aquí lo que publicó El Telégrafo el domingo pasado sobre el libro http://www.eltelegrafo.com.ec/cultura/noticia/archive/cultura/2011/03/05/Una-antolog_ED00_a-_1C20_con-todos-los-juguetes_1D20_.aspx
Sigo esperando una crítica de verdad!

Majo Villacreses dijo...

Que dire.. Un libro muy pleno,
no es la biblia pero cada vez q me bajoneo me encanta pegarme uno de esos cuentos... me los he creido y siento como vértigo al leerlos...
Orgullo Ecuatoriano!!! Arriba esos juguetes...