5.18.2009

Simón Brauer, fotógrafo


Este jueves 21 de mayo, a las 19h30 en la Galería Lazzarini (Av. González Suárez E31-13 [175] Ed. Torres del Este), se inaugura la exposición fotográfica “Tierra”, compuesta por 16 fotografías divididas en 3 series: Rodeo de caballos de Yanahurco, Geo Aéreo (sobrevuelo por la cordillera central del Ecuador) y Rostros de la sierra ecuatoriana (documental). Todas las fotos son del gran fotógrafo ecuatoriano Simón Brauer.


Conocí al flaco Brauer hace una década, creo. Estaba en mi primer año de universidad y no la tenía muy clara. Tenía miedo. Miedo a estudiar algo que no me llevara directo a un trabajo bien remunerado. Miedo a la pobreza. Miedo al fracaso. Miedo a tener que vérmelas con la verdad un día de estos y no tener nada qué decirle. En ese momento, el flaco fue clave. No recuerdo exactamente cómo, cuándo ni por qué, pero Brauer, de a poco, fue uno de los que me convencieron de estudiar cine y no mirar atrás sino adelante, siempre hacia delante. Brauer nunca lo dudó, ni por un segundo: el cine era la salida, la entrada, la salvación. Ahora capto que esa certeza, basada en el azar y en el generoso amparo del santo que protege a los que abusan de la noche, es lo único real, lo único en que uno debe y puede confiar sin reservas.


El tiempo pasa y, de hecho, nos pasa. Años más tarde y fuera de la universidad, mientras dividía mi tiempo entre el cine, el rock y el periodismo, me reencontré con Simón Brauer y de alguna forma fue como si ambos hubiésemos vuelto a la vida. No estábamos muertos ni andábamos de parranda. Estábamos trabajando cada cual por su lado y había llegado el momento de, por fin, hacer algo juntos. Conocía poco de lo que había estado haciendo durante ese tiempo y que, en su mayoría, eran trabajos de foto fija, no necesariamente periodística. Eso me animó, la posibilidad de ilustrar una crónica con una mirada lejana a la crónica pero de personalidad sumamente crónica. Brauer, aparte de ser un gran amigo, un gran esposo y un gran padre de familia, es un gran, gran fotógrafo. Tiene visión de rayos X, puede ver a través de las cosas y retratarte los huesos. Pero lo que más me gusta es su afán descabellado y altanero por distorsionar la realidad. Simón Brauer no sólo encuadra y dispara. Simón Brauer interviene. En sus fotos hay algo de realidad virtual, la seria aparición de un mundo paralelo y funcional que no tiene nada que pedirle al nuestro. Hay ganas de llegar hasta donde ningún hombre ha llegado jamás. Si el espacio es la frontera final, Brauer ya está camino hacia allá.



El timing es perfecto. La familia Brauer Cordero (la fotógrafa Lorena Cordero, su esposa, es acaso más talentosa y arriesgada que él) está creciendo y la exposición en Quito coincide con una en Madrid-España llamada “La energía necesaria”, organizada por la prestigiosa galería La Fábrica y ensamblada a partir del trabajo de varios fotógrafos latinoamericanos. Allá, el flaco está mostrando un trabajo sobre las comunidades indígenas del Ecuador. Él dice que son fotos más bien realistas, pero yo no le creo. Aunque quién sabe, eso que él cataloga como real puede ser algo que nadie más ha visto o siquiera imaginado, algo que no nos esperamos y que, sin embargo, a él le parece lo más normal del mundo, de su mundo, claro está. Por su parte, las fotos que crecen en la “Tierra” de Brauer han recibido menciones de honor en los International Photography Awards en 2007 y 2008. La exposición estará en pie durante 10 días, hasta el 31 de mayo. Simón Brauer, fotógrafo, estará en pie durante mucho, muchísimo más.

thediafragmaclub.blogspot.com

www.neuronadigital.net.

simonbrauerphoto.aminus3.com

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Un abrazo para Simón. Ahí estaremos.
CAV

Anónimo dijo...

Simon Brauer, ! QUE excelente FOTOGRAFO!

Juan Fernando Andrade dijo...

ayer fue la gran noche. la muestra está espectacular. no c la pierdan.

aguante flaco!

Mitchell dijo...

Tengo la suerte de conocerle al Simon. Gran persona y se nota que es un excelente fotografo. Por que dejo la actuacion despues de Ratas?

Saludos de su amigo cuencano.

Anónimo dijo...

Simon Brauer , muy bien.
UN ABRAZO .

Mariano Baigorri.