3.16.2011

Toys R Us


ATENCIÓN: Este jueves 17 de marzo, a las 20h00 en Diva Nicotina (escalón # 10, cerro Santa Ana), Marcela Noriega, Solange Rodríguez y Miguel Antonio Chávez presentarán "Todos los juguetes" en Kill City. Se someterán a las preguntas del juglar de cemento Francisco Santana y firmarán ejemplares. Además, Nelson "El Pez" Coral pondrá la cuota rockera con un set que él mismo define como "blusero-acusticón".

Acá les dejo algo que salió el viernes pasado en El Comercio. El autor es Pablo Cuvi, legendario autor de la casa Dinediciones. Raro, en todas las notas de prensa que se han escrito sobre nosotros, llega el párrafo en que nos llaman una generación desencantada y sin esperanza. Según yo, nada que ver. El simple hecho de seguir escribiendo tiene que ver con la esperanza. Lo que pasa es que esta generación, al menos en los cuentos de este libro, escribe desde adentro para fuera cuando el Ecuador ha estado acostumbrado a lo contrario. En todo caso, grunge antes que emo.



Un Feeling Adolescente

Por Pablo Cuvi

Hace tiempo que aguardaba el surgimiento de una nueva generación de escritores con un nuevo lenguaje, un nuevo feeling, una distinta visión del mundo. Porque en la música, la fotografía, el cine, es claro que los nuevos creadores son muy diferentes que sus predecesores, pero en la literatura no suena todavía un equivalente de Sebastián Cordero, por ejemplo. Quizás estoy desinformado, puede ser.

Por eso, apenas descubro ‘Todos los juguetes ’ me sumerjo en los cuentos seleccionados por uno de la misma gallada nacida alrededor de 1980: Juan Fernando Andrade, autor de ‘Hablas demasiado’, novela que empata perfectamente en la corriente de unos personajes veinteañeros que navegan por estas páginas entre farras sin tregua, polvos sin pasión, depresiones, varetos y pericazos, mucho alcohol, mucha música gringa, en un mundo vaciado de sentido.

¡Ojo! que no voy a cometer la torpeza de decir que nuestra generación fue mejor por contestataria y que la consigna de ‘sex , drugs and rock and roll’, que era una bandera de lucha contra el ‘establishment ’, se ha convertido en la norma. No. Cada generación vive la realidad que le toca, actúa en ella como puede y la recrea en el arte y la literatura. Cuando estos jóvenes empiezan a escribir, palabras como ‘revolución y socialismo’ ya no significan nada y la imagen del Che es un cascarón vacío que cualquier publicista avispado puede recargar con cualquier mensaje.

La ecología ha perdido impulso y el juego político sigue tan sucio como siempre. Pero el internet, los aviones fáciles, el inglés, permiten escapar de esta realidad tan pobre, tan llapingacho. Chao sabor local: aparte de algún detalle de ambientación, estos conflictos juveniles pueden estar sucediendo en Bogotá, en el Santiago de Fuguet, o en San Francisco, donde se ubica el cuento gay, desenfadado y audaz de Diego Falconí. O en Madrid, donde fornica un migrante porno: El Fuete Quishpe.

Este ‘feeling’ más bien adolescente, cínico y burlón, desencantado antes de hora, nos remite al arquetipo norteamericano del muchacho conflictuado: ‘El cazador oculto’, de J.D. Salinger, novela en primera persona que apareció en 1951 y sigue vendiendo miles de ejemplares cada año, aunque dos generaciones después lo que entonces despuntaba haya muerto a los piesde la Web y lo estemos despidiendo. Quizás a esto se deba la formalidad del lenguaje de estos sub 35, una recurrencia de frases cortas, rítmicas, bien escritas, que hacen contrapunto al desorden de la borrachera perenne.

Y quizás el chico de Jorge Izquierdo, que se quedó en silla de ruedas, sea la metáfora que abarque a los personajes de Borja, Mayorga, Marcela y Picachú: como no hay metas que alcanzar no hacen falta las piernas ni siquiera para copular con las excompañeras. En el libro.






6 comentarios:

Anónimo dijo...

hay que copular señores, no se olviden de copular y mas con las compañeras, con los directores, con los correctores, copule hombre, copule

Anónimo dijo...

en referencia al artículo de Cuvi: hay que reconocer que escribe bonito, pero (a veces) huevadas..
y lo digo en buena onda... seguramente nos rayamos igual cuando intentamos entender el reguetton, a los que crecimos con el grunge...

Lenny

Juan Fernando Andrade dijo...

pilas con lo q dijo Francisco Santana ayer en Kill City, creo q x ahí va la cosa.

saludes

Delta dijo...

Lo poco que puedo decir con el permiso debido , (si me lo permite, el dueño de está página), es que a este Ecuador le faltan huevas , refieriéndome plenamente a los escritores. Como que hay algo por ahí que se dice a medias( como en toda exploración inconciente) que no se explota totalmente,
Somos los medios , los de la mitad , los que tratan de decir algo.
¿Talvez porque se copula mucho y se martuba poco?
¡Ah!!! también digo algo a medias.

debidas disculpas y gracias.

Anónimo dijo...

El sabado quise comprar el libro y adivinen... no hubo!!!! ... en el Mr. Books me dijeron que no tenian "ese" libro.. que mal... ojala la próxima vez que me acerque lo encuentre.. tengo muchas ganas de leerlo.... ya quiero tener "ese" juguete entre mis manos!!!!
Cayadi

Juan Fernando Andrade dijo...

Cayadi,

si no lo encuentras en librerías, comunícate directamente con Dinediciones www.dinediciones.com, los manes t lo llevan a caleta!