7.29.2013

¿Por qué nunca escribo sobre política?


Porque cuando era pequeño los grandes aguaban todas las fiestas hablando de política. Porque cuando estaba en el colegio decidí que político es sinónimo de delincuente.  Porque cuando estaba en la universidad conocí Cuba y me quedó claro que ningún sistema funciona. Porque uno de mis mejores amigos, un abogado que juró defendernos, se metió en la política, se compró un Mercedes y se olvidó. Porque la gente le falta el respeto al presidente y el presidente le falta el respeto a la gente. Porque voté por Correa la primera vez y ahora estoy decepcionado. Porque los correístas están dispuestos a dar la vida por él y yo nunca he sentido ni sentiré ese amor incondicional por un político. Porque los anticorreístas ya me tienen harto con Pedro Delgado y Duzac. Porque los correístas ya me tienen harto con las carreteras y los hospitales y las escuelas del milenio: ese es el trabajo del gobierno, no son milagros. Porque yo también he hablado mal del presidente por darme el gusto de hablar mal del presidente. Porque lo más divertido del correísmo es llevar la contra, hablar bien del hombre frente a sus enemigos y decir cualquier garabato frente a sus fanáticos; ver cómo se excitan, como se cierran, me lleva a concluir que la política no es algo serio. Porque el gobierno persigue a los periodistas. Porque los periodistas nos hacemos las víctimas. Porque hay periodistas que son mascotas del gobierno y periodistas heridos que sólo quieren verlo caer. Porque hay manipulación pública y desinformación privada. Porque no creo que el presidente sea un asesino pero sí que pudo haber evitado las muertes del 30S. Porque la oposición no ha hecho nada para merecer mi apoyo. Porque somos muchos los que no reconocemos los méritos del gobierno pero son muchos más los que no reconocen sus fallas. Porque nunca he investigado un caso de corrupción a fondo, hasta que la máquina de propaganda estatal sea inútil. Porque nunca he llamado por teléfono a nadie para contarle que un servicio público ha mejorado. Porque la gente me dice que debería estar agradecido, que sin este gobierno no hubiese recibido un fondo para escritura del Concejo Nacional de Cine, ni hubiese viajado a ferias del libro invitado por el Ministerio de Cultura, asumiendo que las instituciones culturales no buscan reconocer ni el esfuerzo ni el trabajo sino comprar amistades y silencios. Porque tengo amigos cuyos parientes están en el gobierno y he tenido que dejar de confiar en ellos en cuanto a política se refiere. Porque no confío en mí en cuanto a política se refiere y no quiero tener que ver todos los noticieros y leer todos los periódicos para estar al día. Porque he visto cómo la ciudad en la que crecí ha sido destruida por los políticos y ahora me dicen que la única forma de que eso cambie es votar por un candidato del partido de gobierno. Porque es sospechoso que tanta gente esté de acuerdo. Porque me dijeron que para ser asambleísta uno tenía que firmar su renuncia antes. Porque no tengo pruebas. Porque no necesito pruebas. Porque las autoridades que son invitadas a eventos culturales mandan a otras autoridades de menor rango para que las representen a menos que el presidente también esté invitado. Porque tendría que abrir una cuenta en twitter. Porque no entiendo la política. Porque no entiendo cómo un ser humano le puede dedicar su vida a la política. Porque quiero vivir en un país donde nadie sepa quién es el presidente y no me pidan el certificado de votación hasta para ir al baño. Porque francamente me da pereza. Porque cuando la gente habla sobre política cree que su opinión importa más que la del resto. Porque cuando hablo de política la gente cree que hablo en serio.  

(SoHo) 

10 comentarios:

Francisco Galárraga dijo...

El colmo del anticorreismo, disfrazado de "yo no escribo sobre política".

Sémola dijo...

El colmo del correísmo escribir "El colmo del anticorreismo, disfrazado de "yo no escribo sobre política".".

EC090112 dijo...

Buena entrada, más claro imposible. Pero es política, así que nunca se sabe.

Raul Mideros dijo...

¿Para qué escribir sobre política cuando ésta en el Ecuador se recude a correístas y no correístas?

quark schiz dijo...

Porque eres la clase de opositor (caiga quien caiga) más pretenciosa e inútil que puede haber "in the middle of nowhere". Eso es todo.

Más claro, el porqué que resumiría todo esto y que quedaría más manifiesto (tan manifiesto como el turrísimo lema del blog): "Porque no es cool".

Laura Palmer dijo...

en ecuador se habla de política, jajaja, me falta oxígeno, jajaj, la altura le tiene mal a la selección, jajaj, en ecuador no hay política en ecuador hay Feudos

L.P

Juan Fernando Andrade dijo...

estimados

gracias por sus comentarios
SoHo me hizo una pregunta y yo respondí
eso es todo

no pretendo tener seguidores
ni citarme a pelear en un parque
esto no es una campaña
es un blog

creo que la política es un juego sucio por naturaleza
del que no se puede salir ileso
incluso los que tienen buenas intenciones
deben ensuciarse las manos para llevarlas a cabo

it's all in the game...
como dicen en The Wire

saludes...

erik dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
erik dijo...

Muy bueno, recordé la frase de Rompepistas: " Para que escoger un color, si todo lo que hay son distintos tonos de gris mierda".

Camila Valladares dijo...

Excelente! No hay mejor manera de decirlo, para cuando otro libro!