3.10.2008

Así suena Juno

AVISO: LAS CANCIONES AL FINAL DE ESTE POST ESTAN OPERANDO NORMALMENTE. SI TUVIERON DIFICULTADES, LES ASEGURO QUE LAS TRABAS TECNOLÓGICAS HAN SIDO SUPERADAS.

Llegó. Por fin. Anda por ahí, cerca. Toca preguntarle al dealer de confianza por esa película gringa sobre la peladita embarazada. Se llama Juno y está bien. No es ni tan independiente ni tan ruda como nos querían hacer creer. Pero tampoco es mentirosa. O por lo menos Juno, el personaje, parecería no conocer la mentira o no poder aguantarse la honestidad. Esta man habla serio.

Supongo que después del Oscar a mejor guión original, Juno estará en el Ecuador tarde o temprano. Ese Oscar cerró con broche de oro un año maravilloso para la cinta. Sobre todo, porque la Academia hizo gala de su olfato para la farándula, y coronó premiando a la ya famosa Diablo Cody, que escribió ésta, su primera película, envalentonada por las emocionadas críticas que recibió Candy Girl: A Year in The Life of an Unlikely Stripper, el libro de memorias basado en sus años de bikinis y tubos. Cody no aprendió a escribir de la noche a la mañana ni mucho menos, pero publicó su sonado debut a los 24, nada mal, tras una larga temporada como blogger en su Pussy Ranch virtual. Trabajó para un semanario de Twin Cities llamado City Pages, pasó por la tan desaparecida como prestigiosa revista Jane y en 2007, un buen día, apareció como columnista en Entertainment Weekly, codo a codo con gente como Stephen King. Cody no piensa parar. Los estudios andan tras ella, se habla de dos guiones nuevos para este año y el comienzo del próximo. Por lo pronto, Dreamworks la contrató para escribir el piloto de la serie The United States Of Tara, idea original de Steven Spielberg, una comedia sobre una madre de familia con personalidades múltiples. Si Cody fuese el diablo, no estaría haciendo algo que salió de la cabeza de Spielberg. Tampoco hubiese escrito Juno, que se deja ser tierna y correcta bajo el ala de un personaje memorable.

El Diablo en la huelga. www.myspace.com/diablocody

Juno tiene 16 y está embarazada. No tiene novio. Tiró con Bleeker, su mejor amigo, por curiosidad, por aburrimiento y por que entre los dos hay algo fuerte. No está preocupada, lo tiene todo fríamente calculado. Intentó intentar abortar, no pudo, el lugar olía a dentista y le dio mala onda. Resuelve dar al niño en adopción, a una pareja de clase alta. Nadie tiene de qué preocuparse. Ella se hará cargo, como corresponde. Cree que el asunto no es TAN grave. La verdad es que no tiene idea de lo que se le viene encima. Su padre y su madrastra son sospechosamente comprensivos, pero terminan cayendo bien. No conoce a su madre, pero todos los años recibe, de ella, por correo, un cactus enano en el día de su cumpleaños. Juno tiene sus cactus apilados en su cuarto y los años apilados para soportar este momento. En el camino, conecta con Mark (Jason Bateman), el proyecto de padre oficial para su bebé. El tipo es un adulto propiamente dicho, hace años tuvo una banda noventera que le abrió a The Melvins, ahora escribe comerciales y tiene una casa inmensa. Juno le dice eres un vendido, y le pregunta, ¿qué dirían The Melvins?, y Mark se hace el que entiende la broma, pero no, algo en él se despierta, ata cabos, concluye que está perdido. Vanessa (una sorprendente Jennifer Garner), la esposa de Mark, ha esperado este bebé toda su vida. Por un momento las cosas están a punto de derrumbarse.

Juno con los futuros padres del bebé.

Juno es rockera, ama a Iggy & The Stooges y a Patti Smith. Juno se cree más cool de lo que es, pero no de lo que puede llegar a ser. Tiene una repuesta irónica, ingeniosa e inmadura para todo. Sus comentarios incomodan. Juno te hace reír, mucho, parecería que ni el embarazo le tumba esa actitud de chica mala que escupe sobre el pelo rizado de las porristas. Juno usa ropa de chico y cae en su propia trampa y se salva. No sale ilesa, ni entera, pero sale del hueco mejor de lo que entró.

Juno es una estupenda y preciosa Ellen Page. Viene de la TV y tal vez por eso sea el negativo perfecto de, digamos, Melissa Joan Hart. El chico de la historia es el mismo Michael Cera que lo logró todo como Evan en la súper Superbad. Y el director es Jason Reitman, que hizo la gran Thank You For Smoking. O sea que Juno estuvo, y estará, en buenas manos.

All The Young Dudes.

Para colmo, una banda sonora que la rompe. Muy a lo Wes Anderson: música sobre todo el filme. Pongo unos temas que me llegaron. El dato es que se bajen todo el disco, no se van a arrepentir.

Dearest, de Buddy Holly.


A Well Respected Man, The Kinks


Tire Swing, de mi nueva amiga Kimya Dawson
www.kimyadawson.com


Superstar, Sonic Youth tocando los Carpenters. Una joya.


Anyone Else But You, The Moldy Peaches, la banda de Kimya Dawson


Por si acaso, estos son The Moldy Peaches. La gata es Dawson.

6 comentarios:

Autómata dijo...

el pirata de confianza deberá ser visitado esta tarde...

(ah y también iré de cabeza al youtube por el video de mic dorado!)

saludos

ELEBÉ dijo...

Buena cosa que subas la música al blog. Y con esa banda sonora, hay que ver esta peli. Ahí te ves.

O.S. dijo...

Mi frase preferida de Juno es "Nice tiger", dicha por Bleeker cuando se encuentra con Juno en la puerta de su casa. Algo que me gusto de la pelicula es que, a pesar del peso que hay sobre Juno (peso en todo sentido), los personajes secundarios son muy buenos, por ejemplo, la mejor amiga de Juno es excelente, la madrastra y el papá, dos entusiastas dedos pulgares hacia arriba, hasta la mamá de Bleeker es buena, hasta la chinita protestando en contra del aborto, hasta el hindú amigo de Bleeker, el que le dice que se deje los bigotes, hasta ese man es...
Otra cosa buena fue cuando Cody Diablo dijo "this is for the writers" en los oscares y el segundo en que dijo "to the superhuman Ellen Page" (o algo así) entre sus agradecimientos, las cámaras mostraron, por una milesima de segundo, a Ellen Page alzando los hombros de una manera muy bacana. El diablo está en los detalles. Yo estab en mi casa escuchando los oscares por radio y viendoles por tv, el volumen bajito y todas las luces apagadas, el resto de mi familia dormía. Juno sí la vimos juntos, a la Martu le encantó y a mí también, no habíamos visto una peli juntos en tiempos.

Juan Fernando Andrade dijo...

los personajes secundarios breves, como la chinita, la mejor amiga y el amigo corredor, son encantadores. los padres de Juno son casi demasiado buenos, demasiado modernos cero drama, pero juegan.

conecté, como Juno, con Mark, que dice que el 93 fue el mejor año en la historia del rock. gracias a ella, Mark despierta, se casó mal, vive mal, escondiendo lo que es, con su gibson en un armario y sus comics en una bodega. es cierto, la vida de pareja te obliga a ceder, y bacán, pero no puedes ceder hasta que no quede nada de ti. no sé, al final Mark es mala onda, egoísta, pero algo me atrajo en eso, el tipo se salva a toda costa, haciendo daño en el camino. eso requiere huevos.

Autómata dijo...

por fin he visto la película, y es verdad lo que dices, deberían pasarla en los colegios, teenager movie? ojalá lo sea

buenísimo que es incorrectamente correcta, la gente no hace lo que tiene que hacer, hacen lo que su naturaleza les indica

los personajes secundarios son de los más bacanes que he visto en años

y ni se diga la música

esta película es como un filtro de cosas lindas pero necesarias

Rapunzel dijo...

No me encantó. Para mi gusto, un poco sobrecargada, un poco pretenciosa.

Comentando tu post: me parece que su situación no es tan grave y nunca llega a serlo, nunca se le viene nada encima... lo cual es lo mejor de la película pues -gracias a cristo y al buen gusto de Cody- no explota situaciones que son estereotipadas como dramáticas, como lo es el embarazo adolescente.

En mi opinión, el embarazo de ella es solo el pretexto y el contexto en el que Cody ubica a esta niña y nos muestra el encanto del personaje, su personalidad, su sentido del humor, su peculiaridad. Y a partir de esa circunstancia hace un sobrevuelo a los conflictos particulares de algunos personajes y las relaciones que se dan entre ellos, dando paso a diálogos muy atractivos. A Juno podría haberle dado gastritis o lupus y hubiera dado lo mismo.

Para mí hay algo en la película que tienen que ver más con la maternidad y las diferentes maneras como se la vive... nada muy profundo tampoco. El hecho de que Juno no creció con su madre; de que esta ya formó otra familia y se contacta con ella a través de los cactus que le envía; la maternidad de la propia Juno y su distancia con ese bebé; la relación entre ella y su madrastra, la madre de Bleeker y su relación con él, y la más trabajada de todas: el deseo por la maternidad de Vanessa. No estoy segura de si esta es solo una idea loca mía... qué opinas...

Había que verla. Entretenida. Excelente banda sonora.