2.20.2009

La revolución que no fue.


Te enamoraste de alguien pensando que esa persona era la solución a todos los problemas, que daba igual si a tu alrededor el mundo se caía a pedazos porque estabas enamorado y en teoría el amor es más fuerte y en teoría te mantiene a salvo, te protege como un campo de fuerza portátil. Luego pasaron varios años. Luego te casaste, tuviste hijos, responsabilidades y te hiciste un adulto. Como ya no estás solo, y como no quieres ser un miserable egoísta porque en teoría sigues enamorado, diriges tu vida pensando en el bien común. No te diste cuenta. Simplemente pasó.

Vi Revolutionary Road dos veces, hace semanas. Todavía la siento cerca. Algo de esa peli se quedó conmigo y no me suelta. Kate Winslet y Leonardo DiCaprio se reunieron tras diez años del espantoso estreno de la espantosa Titanic y se vengaron de todos los que alguna vez los criticamos. Al parecer, su amistad con Martin Scorsese ha convertido a DiCaprio en un mejor actor y en una mejor persona (no me consta que sea buena persona, pero si es amigo de Scorsese, no puede ser tan turro). Y aunque Winslet ya fue la perfecta pelada imperfecta en Eternal Sunshine of the Spotless Mind, aparece en RR como una mujer hecha y derecha a la que los años le han enseñado mucho.

Los Wheeler, una pareja joven con hijos pequeños, vive en una calle llamada Revolutionary Road. El tiene un trabajo que odia y una amante. Ella acaba de darse cuenta de que su vida no es para nada lo que esperaba y quiere hacer algo al respecto. Los Wheeler están estancados, distanciados, tibios y piensan en mudarse a París. Esto de los viajes en plural es clave: pensar que los problemas de pareja se arreglarán mágicamente al cambiar de locación es francamente ingenuo, sin embargo, el simple hecho de tener esperanza, de preferir pelear hasta las últimas consecuencias en vez de hacer lo más cómodo y tirar la toalla es, a todas luces, admirable y necesario.

Los Wheeler planean su viaje hasta que él recibe una oferta de trabajo que involucra un aumento salarial y, de pronto, quedarse donde está ya no le suena tan mal.

Y todo se derrumba de la única manera posible: lenta y dolorosamente.

En las relaciones cambia uno y cambia la otra y cambiamos los dos y cambia el amor. Un día te levantas al lado de la misma persona con la que has dormido durante años, sólo para descubrir que es una perfecta extraña y para sentirte miserable y equivocado. Algunos se lo callan y viven para dentro, muy poco y muy mal. Otros se la bancan, se ponen por encima del dolor y aunque cueste romper todo eso que simbolizó la felicidad, todo eso que nos prometió el paraíso, cortan de raíz el árbol que creció torcido.

Los Wheeler simplemente no pudieron con el muro que hay al final del túnel.

Las promesas no se cumplen solas.

La revolución que se anuncia y no llega termina por acabar con todo aquel que la esperaba.

14 comentarios:

Tiriel dijo...

Excelente película. Grandes actuaciones. El retrato de los sueños no cumplidos es angustiante, salí perturbado del cine ante la facilidad de que una historia similar de sueños inconclusos tropiece en mi camino.

Es increíble el desenlace de explosión de ella e implosión de él. Y me quito el sombrero con las intervenciones de John Givings (Michael Shannon). Su severidad al exponer la desesperanza de sus vecinos.

Por cierto, ¿ya viste Doubt?

Raul Farias dijo...

Estamos todos cansados
y nos olvidamos del oro del otoño.
Quizá la revolución consista en lo que el hombre
ha estado postergando por siglos,
la necesidad del verdadero descanso...

Un verso de un poeta argentino. Me recuerda a la pelicula. Tiene algo.

Y por cierto al autor del blog: ¿Por qué hasta ahora no hay un post sobre el nuevo cd de metallica?

La Bendita dijo...

Lo bueno de haber pasado por este blog y haber leído unas cuantas páginas, es considerar un par de películas para su descarga.
Sobre música creo que estamos en bandos ditintos, y en literatura, todavía no me pica el bichito.

Saludos.

Danielo dijo...

La peli duele, pega, esta hecha con mucho cariño...y mucha rabia. Di Caprio y Winslet convertidos en tus vecinos, en tus viejos, en la gente con la que has crecido...buena, buena peli.

C. Luisa Ugueto dijo...

A mi me encanto sobre todo Leonardo, pero no por lo obvio (que es guapo... lo es) siento que su talento supero su cara bonita... Ni que decir de K.W. genial...

Memo dijo...

Maldita sea, yo comenté esta película hace rato y nadie le paró mucha bola jajaja. Insisto, es para aplaudir de pie.

Anónimo dijo...

Cuenta la historia que el Dr. Hunter S. Thompson inmediatamente luego del tiro apareció en Galápagos. Allí, rodeado del paraiso y de la amistad de Hugo Idrovo se dedicó a ablandar su locura y a mejorar sus letras. Un día se dió cuenta que ya estaba listo para descansar de verdad y decidió pasar su esencia a la siguiente generación. Pero Gonzo se dió cuenta también del riesgo que venía con su legado, y que si ya pasó una vez volverá a pasar: lo indomable de su ser se comería a cualquiera en menos de 20 años. Entonces decidió partir el legado en dos. Así que, reafirmándose, de un machetazo partió en dos su esencia y en agradeciemiento a la paz recibida escogió para su repartición una ciudad de la costa del Ecuador. Una mitad se convirtió en Javier Andrade. La otra, en Juan Fernando Andrade.

LadyV dijo...

Realmente me encantó la película, no deja de sorprenderme di Caprio, es que cuando está bien dirigido actúa super bien. Kate Winslet está fantástica también. El Oscar por The Reader muy bien merecido para mi gusto, no se el tuyo porque no la has comentado.

Aunque me has hecho pensar en lo de las parejas que se van y piensan que se solucionará todo. La verdad a veces si funciona, sólo a veces.

En fin me encantó la película, por cierto felicitaciones por el evento la semana anterior en el Pobre Diablo.

Un beso

Dunn dijo...

Hmmm...

¡Bueh! No todos los días puede realizarse un "American Beauty", ¿no?

Anónimo dijo...

Espero con ansias vuestro punto de vista de la multipremiada Slumdog.. ayer la vi y me "pica la lengua"

La Cabina y el Camerino dijo...

Y el loco de mierda de Michael Shannon que les dice lo que no quieren oir, pero todos saben que es verdad...saludos

Anónimo dijo...

En la última Soho, alguien publicó algo sobre Andrés Caicedo. Utilizó tu mismo argumento: si Caicedo hubiere nacido en la época de los blogger, talvez no se habría matado. Yo creo que si Caicedo nacía en una época distinta a la suya, no tendríamos esa imagen que expresa a una juventud “suburbana” sintetizada. Caicedo debe ocupar la imagen que el “Che” ocupa en tantas y tantas camisetas, afiches y cerebros.
Ningún suicida se extingue.
Voy por los 19...

SantiBanda dijo...

Buena Peli,
Bueno el Blog...
viste Control?
Buena tambien..
todo bien.
Saludos amigo!

Anónimo dijo...

Esta peli tiene fuerza, violencia. Asusta tambien. Con lo de mostrar como puedes estar "moriendo" aunque para todos tu vida parece ideal... Como lo dices, te levantas un dia, y tienes que rechazar todo para sobrevivir, auque eso significa dolor y pena... Muy buena peli. Y bravo para el blog