10.06.2009

Kaze no tani no Naushika


Nausicaä Of The Valley Of The Wind es la película épica del director, escritor, ilustrador y dibujante japonés Hayao Miyazaki, basada en su larga serie de comics homónimos. Se estrenó originalmente en 1984 y llegó a occidente de la mano de Walt Disney Home Entertainment, que, tras el éxito universal y contundente de Spirited Away, decidió editarla para el consumo anglo en 2002, junto a otros trabajos de Miyazaki y compañía: Porco Rosso (1992) y The Cat Returns (2002).

En Nausicaä…, Miyazaki presenta el apocalipsis como una consecuencia del desastre ambiental y en eso, hay que reconocerlo de entrada, se adelantó a muchos. La película empieza mil años después de una guerra global, cuyo mayor estrago fue haber separado a la humanidad de la naturaleza: del suelo y del cielo y de los animales y de las plantas. El mundo aparece inhabitable, una selva tóxica (que guarda el secreto de la salvación y una lección moral sobre el comportamiento animal) se expande acabando con cuanta nación encuentra y el Valle del viento, poblado por la princesa Nausicaä y su gente, es uno de los pocos lugares donde se puede vivir, por lo pronto. La invasión de los poderosos y violentos es inminente. Con un nuevo combate, arrancan el segundo acto de la cinta y el discurso que Miyazaki ofrece sobre el poder: algo que te ciega, que te cierra los ojos y el alma. La princesa Nausicaä es la figura romántica y casi utópica de una líder ideal: valiente, arriesgada, cariñosa, lanzada y, lo más importante, absolutamente consciente de que la violencia es producto del miedo y de que los combates armados sólo conducen a la destrucción total. Tal vez, como personaje, sea demasiado buena como para ser real. Tal vez le falten defectos, algo de carne y la inevitable vulnerabilidad humana. Miyazaki quiere tanto a la princesa, y confía tanto en ella, que se le va la mano. Pero mejor así: prefiero que el cariño hacia los personajes sobre y no falte. Estamos hablando de una niña que en esta historia se da cuenta de lo que significa ser princesa, símbolo de un pueblo y, también, de lo que significa ser mujer. Porque en todo este asunto la sensibilidad femenina es clave: unir en vez de separar, hablar en vez de disparar, salvar en vez de matar.

El look de la película, plasmando un futuro intoxicado y bucólico al mismo tiempo, me recordó por momentos a esos días felices en que pasaba las tardes viendo a Rick Hunter y Lisa Hayes en Robotech. Miyazaki está obsesionado con varias cosas, entre ellas el arte de leer el viento y las máquinas hechas para volar (su forma de mirar las batallas aéreas, sus ángulos, las turbinas y los cañones, son increíbles: un conjunto de luces y rasguños perfectamente sincronizados). Es, sin duda, un autor. Habla de las cosas que le importan, que siente cercanas, urgentes, y no le importa repetir su mensaje, cada vez lo hace mejor, de manera más clara y poética. Nausicaä... es el principio de Miyazaki en el cine pero no se trata de un Miyazaki principiante. Todo lo que nos ha querido decir a lo largo de estos años y a través de sus películas comienza aquí.







4 comentarios:

Edmond Dantès dijo...

Que tal Juan Fernando, leyendo tu post me acorde de un journal que lei hace un tiempo, si algun rato tienes tiempo te lo recomiendo, tiene un buen analisis de la idea naturalista de Miyazaki, un saludo


http://www.nausicaa.net/miyazaki/nausicaa/article_ao_foundation.txt

Anónimo dijo...

broder ese anime me lo vi hace un par de años y me encanto ¡ la animacion y su contenido es impecable sobretodo el mensaje ecologico que tiene y que el autor exploro antes que estuviera en boca de todos , buen post como de costumbre ¡ .. animate a hacer uno sobre zeitgeist .. me gustaria saber tu opinion

jose marquez

Luis dijo...

Justo la volvimos a ver hace un par de días aquí. Empezó la Manue sola y terminamos los tres cerquita de la tele y con la respiración contenida. Hasta que pudimos volver a llenar de oro nuestros pulmones.

Pero la película favorita de la Manue ahora es School of Rock. La ve por lo menos 3 veces a la semana.

Juan Fernando Andrade dijo...

ED,

muchas gracias x el link, voy a leerlo.

JM,

d acuerdo, gran forma la q tiene Miyazaki para hacer pública su filosofía.

todavía no veo Zeitgeist, pero me han hablado mucho d ella y le tengo hambre. t cuento cuando la vea.

Dr. Lou,

AGUANTE MANUE!!!


abrazo a todos