7.31.2008

157,375,724 personas no pueden estar equivocadas.

Hablando de blogs y bloggers, entre bloody maries y canciones del primer Tom Waits, me entero de que el blog más visitado en el mundo se llama PostSecret. Me cuentan de lo que se trata y es tan bacán que no lo puedo creer. Muchos de ustedes seguro lo conocen desde hace tiempo, es más, tal vez han participado en él y, obvio, no se lo han dicho a nadie.

El concepto, en general, es sencillo: existe una dirección a la que mandas una postal contando un secreto que nunca, jamás, por nada del mundo, primero muerto, contarías con nombre y apellido. Todos los envíos son anónimos. Un tipo llamado Frank Warren (43 años, radicado en Germantown, USA), quien se inventó la fórmula como proyecto de arte, las lee, las clasifica, las ordena y cada domingo postea veinte (aprox) de ellas en su blog. Esto viene pasando desde hace unos tres años y son más de cien millones de personas las que, hasta la fecha, han visitado la página. Pero más que eso, me impresiona que, según Warren, recibe entre 100 y 200 secretos por día y el gran acumulado va ya por los 200 mil. Increíble. Si tienes algo que no te deja vivir, que te corta la respiración, que te hace despertar sudando a la mitad de la noche, que vuelve a ti cada tanto como un boomerang en pos de tu cabeza, ya sabes qué hacer.



Frank Warren nunca se imaginó que esta cosa crecería día a día a lo bola de nieve. Su plan, dice, era montar el experimento para una exposición y ya, stop, nos vemos. Pero las postales siguieron llegando, la gente se siguió confesando con este tipo que no es un redentor, ni un psicólogo, ni un verdugo ni un amigo propiamente dicho. Es sólo una persona dispuesta a escuchar, siempre y cuando lo que escuche sea verdad o sepa a verdad y se exprese de forma creativa. Uno podría pensar que Warren tiene el blog de los huevos de oro. Nada que ver. No acepta ni un centavo por publicidad. Tiene un day job como todo el mundo. El único dinero que le genera PostSecret viene de la venta de libros recopilatorios, como greatest hits que él mismo ensambla con el afán de contar una historia. Los libros, evidentemente, son best sellers (van por el cuarto volumen, quisiera tenerlos todos es ya). El dinero recaudado se reparte entre el bueno de Warren y la fundación Hope, una de esas hot lines gringas donde uno llama si está coqueteando con el suicidio. Uno de esos trabajos en los que pensamos poco o muy de vez en cuando, y vaya que salvan vidas. Warren trabajó en esa fundación, contestó llamadas y persuadió a la gente para que cerrara el gas o soltara la gillette o descargara el arma. Nada de esto es gratuito. Nada de esto fue un error.

El tema se presta para interminables reflexiones. Yo me quedo con una. En la era de los downloads, cuando ya nada viene o va sino que se sube o se baja, se carga o se descarga, surge este muro de los lamentos virtual, trágico, divertido, a veces incómodo por lo duro de las confesiones y, otras veces, tan cómodo como dormir en la cama de uno con ese boxer que debimos haber votado siglos atrás. Ahora que chequeo PostSecret todos los días, que como todo buen intento de narrador me he vuelto adicto a los secretos ajenos, capto que los que pasamos por ahí, más aun los que arman la postal y envían sus secretos, estamos descargando, perdiendo peso para poder, ojalá, ir por la vida más ligeros. PostSecret no es el perdón ni mucho menos la salvación, pero casi, es el primer paso, ese momento en el que uno tiene que sacar del cuerpo, por partes, eso que lo atormenta.

Acá unos de mis PostSecrets favoritos hasta la fecha.



Le dije a mi esposa que todavía es sexy. La verdad es que, me da un poco de miedo como se ve ahora. Me siento tan culpable por su cáncer... cuando tenemos sexo tengo que cerrar mis ojos. (en la calculadora dice: sin senos)



Amo a mi esposo porque, de todos los hombres con los que he estado, es el único que no ha herido mi cuerpo con violencia.



Cuando me despierto, mi pelo se ve como el de Bob Dylan. Me encanta y desearía tener las agallas para usarlo así en público.



Yo pienso que tus estrías son bellas.



Digo... si puedo recordar todos sus nombres, entonces no soy una zorra.



El modo aleatorio es lo único espontáneo en mi vida.



Tengo un diario escondido. Para que mis hijos lo encuentren. Detalla mi romance. Y las razones para tenerlo.



Cuando tenía 11, mi hermano me hizo cabrear. Lo tumbé en el césped de nuestro patio trasero y oriné en su boca. Nunca me he disculpado... ya van 26 años. Quiero decirle que lo siento, pero nunca encuentro un buen momento para mencionarlo.


Para el resto, vayan a la fuente.

http://www.postsecret.blogspot.com




11 comentarios:

Raul Farias dijo...

Increible este blog ... son las frases de nuestra generación que reemplazan a los graffitis de mayo del 68.

No se si se puedan comparar al "prohibido prohibir" o al "debajo de los adoquines, la playa"

Pero estan muy buenos

Elías Urdánigo dijo...

Habrá que hacer uno en español pues loco, vamos que hay material para intentos de narradores, full.
Hablamos Andrade

Danielo dijo...

Llegue a ese blog por recomendacion de Sushi. Un must.
Si quieren una version castellano de ese blog. Vayan a la pagina de la peli Esas no son Penas
www.esasnosonpenas.com
Ahi la gente tambien deja sus secretos, pero sin imagenes. Una version ecuatoriana de la nota.

Anónimo dijo...

está bacán

-José Antónimo- dijo...

Sabes que hace un par de semanas vi un sitio que debe haber sido ese que mencionas, por las imágenes (algunas espectaculares) y todo.

Y te me adelantaste Daniel, yo también iba a mencionar la página de esas no son penas, es una idea genial y todavía la reviso de cuando en vez.

En todo caso, y decir esto tiene un poco de sabor a agua tibia pero creo que es importante hacerlo, lo que esto nos dice es que siempre, siempre, de alguna manera, queremos, TENEMOS que contar lo que nos está pasando. Aunque sea ocultamente, torcidamente, a veces con un poco de humor para disimular cómo nos duelen las cosas. Aunque sea obvio.

Etc.

Anónimo dijo...

Juancho... Los boxers con los que duermes los deberías Botar, en lugar de Votar (más allá de que en épocas electorales unos calzoncillos parecen ser una mejor opción que la mayoría de candidatos)

Marcelo Báez Meza dijo...

Editado mío, tienes entrada libre a mi MAAC cine.
te vigilo, te vigilo!

Carlos A. Vera dijo...

Hagamos un programa de TV dark con las confesiones del Ecuador. Sería un lujo. Muchas de esas confesiones, están escritas en forma de grafiti en los baños de las distintas facultades de todo nuestro suelo patrio. Sería un lujo. Desde Quinindé hasta huaquillas. Desde Calceta hasta Dayuma. Todos tienen algo (oscuro) que confesar.

juan manuel granja dijo...

fue raro. leer algunos de estos "secretos" me hizo sentir, por un momento, como si leyera una mezcla simplificada de william carlos williams y bukowski.

Juan Fernando Andrade dijo...

personal,

me gusta q la onda PS, como el factor Batman, nos pegue a todos x igual, nos una, nos de ganas de contar secretos y combatir la injusticia así sea x mano propia.

PS es lo más humano q he visto en internet.

seguimos peleando.

esta es una d las trincheras. welcome.

gracias x seguir viniendo.


abrazos

Eduardo Varas C dijo...

y siempre con la nota discordante.,..

y si 160 millones están equivocados???

La mía sería algo así como: "Quise matarla, pero sólo alcanzó para dejarla en el hospital"...

y les aseguro que nada se aproxima a la verdad de lo que quisiera contar

Saludos